Cómo instalar una mirilla digital

La mirilla tradicional es un dispositivo muy útil, no cabe duda, pero está siendo superada por otros inventos que la reinventan, sin dejar de respetar su esencia. Hasta tal punto de que los últimos modelos permiten saber quién está al otro lado, sin ni siquiera tener que mirar por ella.

Estamos hablando de la mirilla digital, cada vez más demandada, cuya isntalación te permitirá disfrutar de mayor seguridad y tranquilidad en el hogar.  En este artículo te informamos sobre esta posibilidad.

Definición de mirilla digital

A priori, podemos definir toda mirilla como un artilugio que nos permite ver a través de un pequeño hueco acristalado lo que está pasando en el otro lado de una puerta. Es una definición que abarca mirillas de distinto tipo, si bien queremos adentrarnos en el concepto de la mirilla digital.

A diferencia de la mirilla tradicional, y sin dejar de ser fácil de instalar, la mirilla digital es mucho más discreta, pues puede usarse sin necesidad de mirar por ella, como ocurre con la mirilla tradicional. Es decir, podemos saber quién está ahí sin tener que dar información a esa persona o personas.

Los modelos más avanzados, además, permiten grabar lo que ocurre en el rellano, una información muy útil para la policía en caso de robos o intentos de robo. Pero no todos los modelos son así, lógicamente, por lo que nos conviene conocer qué nos ofrece el mercado con el fin de optar por aquel que mejor se adapte a nuestras necesidades y preferencias.

Así funciona la mirilla digital

Decir que la mirilla digital permite mirar sin poner el ojo delante de ella es decir poco, en realidad. Si queremos saber cómo funciona, sigamos leyendo. En concreto, es una mini cámara la que lo hace posible grabando lo que sucede en el ángulo que cubre la mirilla.

Es decir, la visualización es muy cómoda, hasta el punto de no tener que movernos de la silla o sillón para saber quién está ahí o quién llama a nuestra puerta. Son las ventajas de las nuevas tecnologías, aportando seguridad y comodidad, aunque la mayoría de los modelos no incluyen esa función, y para saber quién se encuentra al otro lado de la puerta hay que acercarse a su base, normalmente instalada al lado de la puerta.

Instalación de una mirilla digital

La instalación de una mirilla digital es sencilla, pero en este epígrafe vamos a enseñarte los pasos para que sea todo un éxito. Para empezar, no adquiramos un dispostivo de este tipo sin sus instrucciones, al tiempo que hemos de asegurarnos de que se incluye el kit completo, en el que debe haber una pantalla lcd y el dispositivo de la mirilla en sí, cuyo tamaño ha de encajar en el hueco de la tradicional.

Una vez tengamos la mirilla digital lista para instalar, desinstalemos la antigua con cuidado para no dañar la puerta. Será una tarea fácil, que haremos en unos pocos minutos. A continuación, hemos de instalar la nueva pasando la banda de imagen e introduciendo el resto de la mirilla digital.

Con el fin de que no sobresalga ni por afuera ni por adentro, hay que elegir el grosor adaptado al mismo grosor de la puerta y dejarla bien sujeta apretando. Son pasos básicos que todo libro de instrucciones nos va a indicar, y siguiéndolas con cuidado no hará falta un profesional.

Finalmente, pondremos las pilas al monitor, que normalmente se instala en la puerta con un sistema de sujeción, y lo encenderemos para ver que todo funciona bien colocando antes las pilas, idealmente recargables para ahorrar. Será así si visualizamos el descansillo o la parte de afuera de la vivienda con la nitidez que permita el modelo en cuestión. Por último, en modelos más avanzados, también tendremos que comprobar que esos extras funcionan, como por ejemplo la posibilidad de grabar.

¿Cuál es el precio de una mirilla digital?

Una mirilla digital no es un dispositivo caro. Dependerá de sus prestaciones, también es cierto, pero una mirilla digital estándar tendrá un precio asequible. No escatimemos en gastos si necesitamos extras, como una pantalla más grande o la posibilidad de grabar, aunque éstos normalmente no son tan necesarios. Lo que sí es realmente un salto en calidad de vida es instalar una mirilla digital, sobre todo teniendo en cuenta lo mucho que va a ayudarte a estar y sentirte seguro, además de su interesante precio y facilidad de instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *