Cómo evitar robos en vacaciones

No es ningún secreto que las vacaciones son una época dorada para los ladrones. Jugando con la popular frase, éstos hacen el agosto, aprovechando para entrar en las viviendas y robar, sabiendo que no hay nadie en ellas.

Evitar que lo hagan no es fácil, a no ser que estemos bien equipados en nuestro hogar con sistemas de seguridad a prueba de ladrones. Igualmente, hemos de tomar una serie de medidas con el objetivo de no darles pistas, como vamos a ver a continuación.

En primer lugar, tengamos bien presente que ls ladrones no deben saber que nuestra vivienda está vacía, pues una casa desocupada por vacaciones o por cualquier otro motivo es una gran tentación para ellos.

Por lo tanto, partamos de esta idea, pues es clave que los ladrones piensen que la casa está ocupada. Por ejemplo, pidiendo al vecino que suba y baje las persianas a diario o que vacíen nuestro buzón.

Pero eso no será suficiente. Hemos de considerar, por ejemplo, que en algunas ocasiones los ladrones colocan unos trozos de plástico invisibles o casi imperceptibles para saber si la puerta se ha abierto. Así, si lo encuentran en el suelo significa que se ha entrado, y si no es así, la cosa es clara: nadie ha entrado, por lo que fácilmente estará vacía.

Sobre todo, si además observa que no hay luces encendidas por la noche, así como persianas que no se mueven o, por ejemplo, si además tiene claro que es así porque lo decimos en redes sociales.

Por lo tanto, otro consejo de gran importancia es precisamente éste: no dar pistas en las redes sociales de lo que hacemos o no hacemos en este sentido. Es dar pistas fáciles a los ladrones, por lo que en ningún caso hemos de anunciar los días que vamos a estar fuera por vacaciones ni colgar fotos o comentarios que indiquen que realmente estamos lejos del hogar.

Por qué instalar un temporizador de luces

Si el truco de las persianas es interesante, por otro lado resulta muy utilizado, tanto que los ladrones no se basan solo en ello y, en muchas ocasiones, ni siquiera lo hacen.

Para mejorar este tipo de gestos, lo suyo es, por ejemplo, instalar un temporizador de luz. Gracias a una iluminación programada de forma distinta, para la que no es necesario estar en casa, podremos dar la sensación de que la casa está habitada.

Además, no hay excusa a nivel económico, pues estos temporizadores son económicos y también muy sencillos a la hora de instalarlos. Igualmente, las bombillas de bajo consumo gastan muy poco, con lo que se trata de un buen modo de prevenir robos.

Por qué dejar un teléfono de contacto

Dejar un teléfono de contacto a algún familiar o vecino que esté pendiente de tu casa será siempre una buena medida, pues así podremos reaccionar cuanto antes en caso de que nos hayan robado. Si tenemos la mala suerte de recibir esta llamada,  no solo habrán acabado nuestras vacaciones, sino que además tendremos un gran disgusto difícil de superar.

Si embargo, es importante hacerlo, porque esa persona no tiene por qué angustiarse en caso de que nos hayan robado. Al quedarse al frente de la situación, de no podernos localizar, pasará un mal trago hasta que vuelva a vernos, a la vuelta de vacaciones, además de ser más difícil que la policía pueda dar con los ladrones si demoramos la denuncia.

Nunca dejar a la vista cosas de valor

Aunque nos parezca que no nos van a robar, en el momento menos pensado puede ocurrir y entrar en casa o en el negocio, por lo que hay que ser previsores. Sobre todo, hay que evitar que se puedan llevar cosas de mucho valor, con lo que evitemos dejar grandes sumas de dinero y cosas de valor a la vista.

Y, cómo no, si en lugar de tenerlas bien guardadas o fuera de la vista no dejas cosas de valor en casa, entonces sí que nos aseguramos que no nos las robarán. No se puede hacer con todo, pero sí con el dinero, por ejemplo, que siempre estará mejor en el banco.

Cómo evitar robos en vacaciones

Buenos sistemas de seguridad

Si nos vamos de vacaciones, obviamente, hemos de cerrar la puerta con llave o, aún mejor, tengamos cerraduras especialmente seguras, como por ejemplo las invisibles. Al no manipularse desde el exterior, el ladrón no puede abrir la puerta.

Dejar activada algún tipo de alarma también es importante, pues los ladrones no suelen querer arriesgarse en este tipo da viviendas.

¿Qué hacer si te roban?

Si estamos ante hechos consumados, el robo es ya un hecho y debemos saber cómo actuar. En primer lugar, en ningún caso hemos de entrar en la vivienda, pues podemos destruir pruebas que ayuden a la policía a dar con los ladrones.

En caso de que te roben estando en la vivienda, cuando te sea posible debes coger el teléfono y llamar a la policía informándole de todo lo que ha pasado. En estos casos, si te encuentras bien, así como tu familia, debes celebrar que no os hayan hecho daño, pues en algunos casos agreden a los ocupantes.

Cuando la policía haya acabado su trabajo podrás entrar y, lamentablemente, el escenario en el que quedará tu casa será realmente triste, devastador. Ojalá no sea así, pero en la mayor parte de las ocasiones sí lo es.

Intentar volver a la normalidad es lo que suele recomendarse, y de hecho es lo que hay que hacer, aunque te costará mucho. No debes desistir, porque al final mejorarás tu estado de ánimo, aunque el impacto quedará en tu memoria por muchos años.

Será difícil olvidar algo así, sobre todo teniendo en cuenta que si quieres presentar la denuncia hay que hacer un pormenorizado listado con las cosas robadas. Y si tienes suerte de contar con una póliza de seguros que cubra ese robo, recuperarás el valor, pero no los mismos, lo cual puede ser un auténtico drama personal cuando son objetos que te traían recuerdos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *